Lewenhaupt

Paternalismo

Quien más y quien menos, a estas alturas, tiene conocimiento de que hay un proyecto cuya intención, y casi realidad, es la de lanzar un ordenador portátil con un coste de adquisición de 100 USD.

Está, el artilugio, pensado principalmente para su uso en el llamado “tercer mundo”, esto es, aquellos países cuyo nivel de desarrollo está por debajo de los que van en cabeza, en otras palabras, el ochenta por ciento de la población del planeta.

Me pregunto ¿cuándo vamos a dejar en paz al “tercer mundo”? ¿Necesita el “tercer mundo” ordenadores?

No creo que los países en desarrollo necesiten falsos paternalismos. Simplemente que los dejen desarrollarse de acuerdo con su condición política, entorno (hábitat), realidad social, desarrollo económico y todo ello desde el más profundo respeto exterior y con la menor injerencia posible.

Pero no, las cosas no son así. Según parece, debemos decirles qué deben hacer, cuándo y de qué manera. Lo curioso del caso es que hay quien se siente bien con ello, pues cree haber hecho un bien a la humanidad.

Y en el caso que nos ocupa ¿No será que el “primer mundo” necesita que el “tercero” necesite ordenadores?

Así se despedía el Jefe Seattle en la carta que envió al Gran Jefe de Washington en 1.895: ¿Dónde está el bosque espeso?: Desapareció. ¿Qué ha sido del águila?: Desapareció. Así se acaba la vida y sólo nos queda el recurso de intentar sobrevivir.

Vale.

Comentarios » Paternalismo

  1. Federico  »  #  »  18.11.05

    Me parece que te zarpas de paranoico.

    Por otro lado, ¿qué puede hacer Negroponte para cambiar el problema de la opresión? Gracias que como mucho intenta camuflar a los oprimidos como expertos informaticos para que puedan emigrar.

  2. aarnau  »  #  »  21.11.05

    120 millones de niños en el mundo no van a la escuela y ahora este ordenador a manivela va a solucionar todos los problemas.

    Pues me alegro.

  3. Gollum-Julio  »  #  »  24.11.05

    El tercer mundo no existe. Es el invento de algunos que se niegan a pertenecer al mismo mundo donde viven millones de tipos muertos de hambre, con costumbres oscuras a sus ojos y, en el fondo, atemorizantes.

    Mientras sigamos pensando en primer y tercer mundo, enfocamos mal el problema.

    El caso es que, al final de cuentas, tampoco hay un “problema”. El único y verdadero problema es que no nos gusta lo que vemos y que no sabemos qué cuernos hacer para remediarlo.

    El problema somos nosotros.

  4. aarnau  »  #  »  25.11.05

    Entrecomillé “tercer” y “primer mundo” porque no me gustan esas expresiones.

    De todas maneras, Gollum, creo que nuestros puntos de vista no son muy distantes.

Tus comentarios

Textile para comentarios: _cursiva_ |  *negrita* |  ??citación?? |  -texto tachado- |  +texto insertado+ |  ^superíndice^ |  @código@ |  bq. cita en bloque |  "enlace":http:// |  ACR(Acrónimos)

 

Secciones

Buscador

RSS

Para recibir las actualizaciones del sitio directamente en tu lector de noticias, agregá este enlace a tu lector de feeds favorito.

Opinaron

Para saber qué fue lo último que se comentó en el sitio, agregá este link a tu lector de feeds.

Recursos

Todo es Construcción

Lewenhaupt es gestionado con TextPattern

El estilo Sangre Brillante es una creación de Jonathan Emanuel Lewenhaupt

Condiciones de uso: Licencia Creative Commons Argentina 2.5

Weblog es Cultura